Recomendaciones

Como si de una empresa se tratara, el primer paso para tomar el control de nuestras finanzas es hacer un presupuesto, que no es más que un plan que muestree la forma como manejaremos nuestros ingresos en el futuro.

Fuente: Asobancaria

Sin embargo, un presupuesto no se hace para dejarlo en el olvido sino para revisarlo constantemente y cumplir esos planes de gasto y ahorro establecidos.

Recuerde “Organización” es nuestra palabra clave y el presupuesto es la herramienta más fácil para lograrla.

Al analizar juiciosamente su situación, podrá darse cuenta de si el dinero que entra le alcanza o, si por el contrario, está en una situación de déficit en la que sus ingresos siempre se acaban antes de llegar el fin de mes.

  • • ¿Le sobra dinero?

    ¡Magnífico! Está siendo responsable con sus finanzas, ahora podrá aprovechar sus ahorros para crear un fondo de emergencias, pagar deudas costosas, satisfacer deseos de corto y largo plazo y contar con recursos para invertir.

    • Cree un fondo de emergencias, es el mejor seguro que puede tener para afrontar gastos inesperados o una urgencia.

    • Pague las deudas más costosas, esto le evitará el pago de altos intereses. Puede empezar pagando aquellas deudas contraídas con prestamistas informales como los gota a gota”, después hacer abonos a su tarjeta de crédito o créditos de consumo y, si todavía le queda dinero, pagar las demás obligaciones que haya adquirido.

    • Póngase metas específicas y ahorre regularmente para lograrlas. Tómese un tiempo para pensar en lo que realmente quiere y organice sus metas por orden de importancia.

    • Invierta su dinero de la mejor manera. Asesórese bien y tenga en cuenta que en el mercado existen muchas opciones de inversión. Escoja la que más se adapte a su perfil de riesgo, al tiempo que desea mantener invertido su dinero y a la rentabilidad que espera obtener.


    "Si quiere saber más sobre nuestros Productos y Servicios, haga clic aquí"

    "Si desea asesoría comercial personalizada sobre los Productos o servicios relacionados con este tema, haga clic aquí"

  • • ¿Sus ingresos no le alcanzan para cubrir los gastos?

    Antes que nada, no se alarme. Existen muchas vías por las que el dinero se “escapa”. Lo bueno es que estas vías pueden ser identificadas y corregidas para superar la situación de “estrechez” financiera.

    • Aumente los ingresos. Puede contemplar la posibilidad de trabajar horas extra, conseguir un segundo empleo, buscar un mejor trabajo o probar otras actividades para obtener fuentes adicionales de ingresos. Sin embargo, casi siempre resulta más sencillo reducir gastos que aumentar las entradas de dinero.

    • Elimine gastos. Pruebe cortando los gastos discrecionales o “superfluos” como las comidas fuera de la casa, la compra de ropa o gastos de diversión y reduciendo lo más que pueda sus gastos necesarios. Una buena opción es modificar hábitos de consumo, como bañarse en menos tiempo, dejar de fumar o ahorrar energía.

    • Use bien el crédito. Pregúntese cuántas tarjetas de crédito tiene y cuánto está pagando mensualmente por sus deudas. Usar el crédito no es malo, el problema es endeudarse por encima de sus capacidades y sin entender sus costos.

    • Si tiene un nivel elevado de deudas, asesórese. Pregunte a su entidad financiera por la posibilidad de consolidar sus deudas o de llegar a un acuerdo de reestructuración para que los pagos de su cuota se ajusten y estén acordes con sus ingresos.